El Mercurio de Valparaíso: “Combaten temible bacteria”