Tecnología

Nuestra tecnología se caracteriza por ser segura para el ser humano y los animales, amigable con el medioambiente, efectiva, altamente especifica y no modificar las características organolépticas de los alimentos, ya que se encuentra basada en Bacteriofágos.

Bacteriófagos

Renderizado digital de un bacteriófagoEstos microorganismos son la entidad biológica más abundante de la biosfera, siendo encontrados en todos los ambientes donde existe vida, y se caracterizan por ser pequeñas partículas virales capaces de invadir única y exclusivamente bacterias, de ahí el origen de su nombre, donde “Fago” proviene del griego “Para comer”, es decir, “Para comer bacterias”.

Su estructura esta compuesta de diferentes unidades proteicas y una unidad de material genético, lo que los hacen ser partículas muy simples y que no encajan dentro de las características de un organismo vivo. Se conocen por ser los antagonistas naturales de las bacterias, ya que para poder “sobrevivir”requieren reconocer específicamente a una de ellas, ingresar a su sistema y utilizar su maquinaria celular para poder producir copias de si mismo, desencadenando en el proceso la completa eliminación de la bacteria. Esta última característica es la que los hace ser una alternativa de control biológico efectiva y natural, permitiendo que sean utilizados en alimentos con total seguridad.

Control biológico

Bacteriófagos unidos a la superficie de una bacteriaDesde el año 1919 se considera que los bacteriofágos pueden ser utilizados como agentes de eliminación bacteriana, lo que podría tener una utilidad en diversos escenarios, donde la presencia de bacterias no es deseable. Los estudios para su uso con este tipo de enfoques se vieron truncados con el descubrimiento de los antibióticos en 1942, ya que estos eran de un mayor espectro de acción y presentaban ciertas ventajas como terapia antibacterial. El desarrollo de los tratamientos antibacterianos basados en bacteriofagos quedó entonces relegado a los países soviéticos, donde se lograron diversos avances en la materia, pero nunca lograron despegar como método antibacterial masivo. Actualmente, el indiscriminado uso de los antibióticos y las repercusiones que han tenido en los ecosistemas ha abierto las puertas para la aparición de nuevos métodos de eliminación de bacterias, donde los bacteriofágos llevan la delantera, al presentar características únicas que los hacen candidatos ideales para reemplazar a las antiguas metodología utilizadas, presentándose como una herramienta económica, efectiva, segura y amigable con el medioambiente.

Uso en alimentos

Uno de los principales objetivos en el uso de los bacteriófagos es el control de bacterias patógenas en alimentos, ya que estos están expuestos a ser contaminados mediante diversas vías o por la misma manipulación que el hombre realiza sobre ellos, es por esto que surge la necesidad de contar con un método sin origen químico, para no dañar las características propias del alimento ni provocar intoxicaciones.

Preguntas frecuentes (F.A.Q)

¿Los Bacteriófagos son seguros?

Al ser particulas virales mucha gente podría pensar que los bacteriófagos son dañinos para el ser humano y el medio ambiente, pero esto no es así. Los bacteriófagos están naturalmente diseñados para atacar única y exclusivamente bacterias, por lo que es imposible que afecten a células eucariontes, como lo son las de plantas y animales. Además, es importante considerar que son el microorganismo más abundante en el planeta, por lo que se encuentran desde el agua que tomamos, el aire que respiramos e incluso dentro del propio organismo humano, sin causar efectos adversos. Por otro lado, estos microorganismos a pesar de ser un producto biotecnológico, no son producto de ingeniería genética o transgénicos, por lo que son absolutamente ecológicos y naturales.

¿Como se replica un bacteriófago?

Los bacteriófagos poseen 2 ciclos de replicación conocidos como Ciclo Lítico (Virulento) y Ciclo Lisogénico (Temperado), con los cuales logran crear múltiples copias de ellos mismos.

Un bacteriófago que utiliza el ciclo lisogénico, se integra al material genético de la bacteria y permanece latente hasta que alguna señal produce que se comiencen a producir copias de sí mismo. En cambio, un bacteriófago que utiliza un ciclo lítico “rapta” la maquinaria de la bacteria para sólo producir más copias de sí mismo, provocando que la bacteria sea eliminada en el proceso. Estos últimos son los utilizados en nuestra tecnología.

¿Donde puedo encontrar más información?

Algunos enlaces interesantes donde es posible encontrar más información son: